1.  
EL GURÚ DEL GUIÓN  


¿Te has preguntado, por qué cuando la película que acabas de ver en el cine que tiene todo para ser buena, resultó ser decepcionante y tal vez hasta mala? Probablemente, la razón es porque los cimientos de la película eran malos. Esos cimientos son el guión.

En Hollywood, la gran mayoría de los guiones que llegaron a la pantalla, reciben entre 25 y 30 tratamientos, muchas veces por distintos escritores. Yo mismo no me permito mostrarle mis guiones a mi representante o agente, si no he hecho al menos 5 tratamientos de mi guión. En Los Ángeles, si estás escribiendo para alguien más, ya sea un productor o un director, lo más probable es que te digan que necesitan, por lo menos, otro tratamiento, y después, tal vez decidan conratar otro escritor para que le de otro tratamiento a tu historia. Pero incluso si estás escribiendo un guión por tu propia cuenta, terminar el primer tratamiento no es el final del viaje; es apenas el comienzo. El peor error de un escritor es pensar que una vez que terminó el primer tratamiento, el guión está listo para producción. Esto resulta en una catástrofe. Algunos ejemplos que recibieron múltiples tratamientos son “Star Wars”, “Pulp Fiction”, “Tiburón”, “Good Will Hunting”, “El Ladrón de Orquídeas”, “El Sexto Sentido”, “Rocky” y prácticamente cualquier buena película. Lo mismo sucede con el cine europeo y asiático. México no es Hollywood, pero los conceptos y el proceso para escribir (y re-escribir) un buen guión y contar una historia bien, son universales.

En esta página recibirás consejos para escribir y re-escribir un buen guión. Así mismo, encontrarás servicios más personales. El Gurú del Guión puede leer tu escaleta, argumento, libreto y/o subsecuente tratamiento de dicho libreto, y te dará notas, sugerencias específicas, consejos y crítica constructiva. El trabajo del Gurú del Guión es ayudarte a llegar a tener el mejor libreto que puedas tener.